domingo, 14 de enero de 2007

Banderas de nuestros padres. ¿Decepción?

Un poco. Cuando uno va a ver una película de Eastwood espera lo mejor y ésta, aun siendo buena, se pierde un poco en cómo lo cuenta más que en qué cuenta.
Es cierto que está bien rodada pero le falta algo que le dé más consistencia. Es demasiado irregular. Cuando se emplea la técnica de utilizar una moraleja final con voz en off, suele ser que el director no tiene muy claro si ha sabido contar lo que quería.

Bueno, es una opinión.

1 comentario:

Islamarysol dijo...

Tengo una consulta: ¿cómo haces para que aparezca tu lista de blogs en tu perfil? ¿creas otro blog y automáticamente se fusionan? ¿Cómo has podido colocar ese fondo en tu blog de cine? Agradeceré mucho si alguna vez llegas a leer esta nota y explicarme.